3 trucos mentales para transformarte en una persona productiva

0
3 trucos mentales para transformarte en una persona productiva

Una persona productiva se define como alguien que es capaz de aprovechar el tiempo para ejecutar determinadas tareas en un plazo estimado y lo más eficiente que sea posible.

Ser productivo nada tiene que ver con la carrera que tomes como profesión, si fuera así, el éxito estuviera garantizado para todos pero la realidad es que vivimos en un mundo con demasiadas distracciones y para salvarnos de sus garras procrastinadoras debemos hacer grandes sacrificios.

Pero qué sucedería si te dijera en este momento que existe forma de programar tu mente para transformarte en una persona productiva, esa que buscas ser para producir más dinero, tener una mejor estabilidad económica y por consiguiente, estar más cerca de la llamada “auto realización”.

Sigue leyendo que estoy seguro que te sorprenderás:

Paso 1: Tus tareas cotidianas son un regalo

La forma de hacer que tus responsabilidades diarias sean llevaderas y no una absoluta tortura es viéndolas como un verdadero regalo otorgado a ti porque tienes la capacidad para llevarlas a cabo.

Claro, todos queremos tener el trabajo soñado en la que nos pagan y obtenemos un beneficios económico por algo que verdaderamente nos agrada, pero no siempre es así.

Pero más allá de rituales diarios o aquellos que realizas la noche anterior, es más simple hacer un cambio de paradigma, de mentalidad que corra por tu parte.

Un cambio de mentalidad te ayudará a despertar a la persona creativa, innovadora, funcional y productiva que hay en ti porque no estará sujeta al viejo tú sino a un individuo nuevo que saldrá al mundo buscando brillar y ser grande.

Paso 2: Tener claridad del valor de lo que hagas

Nada de lo que hagas bajo tu responsabilidad tendrá sentido si no le das el valor correspondiente.

El valor es la moneda de cambio para todo lo que hacemos en nuestra vida.

Sin valor no hay motivación y no bastará con un cambio de mentalidad porque carecerá de sentido cualquier acción que tome.

Cuando tienes el valor de las cosas que hagas bien definido, obtendrás en retribución la motivación necesaria para ir de un punto al otro. De comenzar una tarea, desarrollar y concertarla. De ser productivo y exitoso.

Paso 3: Recuerda que tu tiempo es limitado en la Tierra

Nos encanta dejar las cosas para otro momento, ese gusto culposo está ligado a nosotros y hasta nombre le hemos dado: procratinación.

Pero esa acción se ha vuelto el enemigo público número 1 de la productividad y no con esto digo que el ocio es malo. Desprenderse, desconectarse en momentos determinados ayudará al individuo a despejar su mente para luego retomar la concentración.

El problema viene cuando ese ocio se vuelve excesivo y cae en la procrastinación continúa, afectando nuestro nivel de producción, alejándonos de nuestros objetivos.

Recuerda esto siempre: No somos ni seremos jamás los dueños del hoy y tampoco del mañana. El tiempo es una invensión del hombre que solo exite en este pedrísco que llamamos planeta Tierra y mientras ese sistema exista, debemos aprovecharlo en pro del logro de nuestras metas porque la vida promedio del humano aquí es de al menos 80 años y lo que hagas con ellos es tu absoluta responsabilidad.

¿Tomarás acciones o seguirás perdiendo el tiempo?

Lo dejo a tu elección…