4 claves efectivas para mejorar tu productividad diaria

0
4 claves efectivas para mejorar tu productividad diaria

El diarismo está lleno de tareas pendientes por hacer. Obligaciones con diferente nivel de responsabilidad y tiempo para completar. Pero el tiempo no siempre juega a nuestro favor impactando en nuestra productividad diaria. Bajo esta presión toca cambiar y replantear maneras de lograr los objetivos.

Ser más eficiente comprende tener conocimientos sobre el sentido que queremos darle a nuestro propósito. Cuestionarte sobre si has tomado o no las decisiones correctas te ayudaran a saberlo mejor. Lo importante es saber cómo conectar todos tus deseos más profundos para que encuentres la razón de tu labor y alcances tus objetivos.

Algunas veces nos confiamos bajo nuestra lógica de que estamos haciendo lo correcto por nosotros mismo. No tomamos en cuenta el valor del tiempo ni mucho menos cuál será el impacto de esa acciones en nuestra productividad diaria.

Claves para mejorar tu productividad diaria

Cuando buscamos mejorar la productividad diaria, tenemos que tener en cuenta si lo que hacemos es lo correcto o no. También cómo impactará esas acciones en tus objetivos finales.

Igual puedes seguir estas cuatro claves que te ayudarán a mejorar tu productividad diaria:

1.- Evita las interrupciones

Todo lo que pueda interrumpir tus actividades juega en contra de tu productividad diaria. Sea redes sociales, descansos de momento, llamadas telefónica. Todas son distracciones que interrumpen tu obligaciones.

Las horas de la mañana son las más efectivas si quieres avanzar en tu labores. No pierdas el tiempo y enfócate en lo que verdaderamente te resulta productivo. Evita distraerte con cuestiones triviales que puedes atender en horas menos ocupadas.

2.- Duerme bien

Dormir bien es necesario para elevar la productividad diaria, al menos debes descansar unas ocho horas diarias. Nadie es productivo estando agotado o con la mente agobiada por el sueño.

Trata de atender todas tus obligaciones durante el día para que en la noche puedas descansar con tranquilidad y libre de preocupaciones.

3.- Fija tiempo límite entre reuniones

El tiempo se te puede ir por completo entre reuniones. Si debes atender varias durante el día, te recomiendo fija un tiempo para celebrarlas. No puedes pasar toda la jornada entre ellas para terminar descuidado el resto de tus obligaciones.

Además, muchas reuniones no garantizará tu éxito sino la forma en cómo abordas todo lo que tienes bajo tu responsabilidad. No intentes aplazar ninguna, al contrario, atiéndelas porque de aplazarlas estarás perdiendo el doble del tiempo.

4.- Planifica cada día

Tu jornada diaria empieza siempre el día anterior. Haz una planificación diaria sobre lo que tienes pendiente por hacer.

Esta planificación la puedes hacer la noche anterior y diariamente o puedes jugar a ser Dios y trabajar bajo proyecciones. Es decir, hacer planificaciones de varias semanas e incluso meses que te permita ahorrar tiempo elevar la productividad diaria.