Tips y consejos para que te conviertas en un buen vendedor

0
Tips y consejos para que te conviertas en un buen vendedor

Ser un buen vendedor lleva tiempo y dedicación. Se logra con la constante práctica y esfuerzo por ser excelente en las ventas. No solo porque ganarás bastante dinero, también ser bueno con las ventas te ayudará con tu vida en general.

Este trabajo en el que eres tu propio jefe e impone tu horario te ayudará a mantenerte tanto a ti como a tu familia. Además de que te aportará las herramientas que requieras para hacer buenos negocios a lo largo de tu carrera.

La vida es vender constantemente y ser bueno en ese arte puede garantizarte una vida tranquila y llena de gratificaciones. Es por eso que te compartiré algunos tips y consejos para que te vuelvas bueno en esta área.

Tips y consejos para ser un buen vendedor

Estos tips y consejos para ser un buen vendedor llevan intrínseco mucho de neuromarketing y también Programación Neurolingüística. Elementos importantes que debes aprender a dominar a la perfección si quieres alcanzar el éxito en lo que hagas.

1. Cuida tu vestimenta

Aunque no requieres estar ataviado de un fino traje y un portafolio de cuerpo, si es necesario que cuides tu vestimenta. El vendedor y lo que venda entra primero por la vista. Si nos vemos bien, ese posible cliente querrá escuchar lo que tenemos para ofrecer.

Recuerda que causar una buena impresión a primera vista es muy importante.

Consejo: Usa zapatos cómodos por si te toca caminar largas distancias.

2. Tu segundo atuendo es tu sonrisa

Nadie quiere tratar a alguien que tiene una cara de pocos amigos. Un vendedor que no posea una sonrisa sincera, cálida y oportuna en su cara, está destinado al rechazo colectivo. Recuerda que lo que brilla atrae más y si te ves y te vendes como un ser carismático, elevarás tu nivel de ventas.

Consejo: Haz un ensayo para que aprendas diferentes tipos de sonrisas según la ocasión.

3. Preséntate con claridad y firmeza

Con tu mano firme ofrécela a tu cliente con esa gran sonrisa y la seguridad y serenidad que te representa como vendedor. Al presentarte de forma clara, programarás a la otra persona a tomarte en serio y prestarte atención.

Trata siempre a tu interlocutor por su nombre. Repítelo suave, firme y varias veces durante la conversación. No hay sonido más dulce para una persona que escuchar su nombre una y otra y otra vez.

Si te retiras, despídete de la misma forma efusiva con la que te presentaste.

Consejo: Da primero tu nombre antes de preguntar el nombre de tu interlocutor. Eso elevará la confianza en ti al dar un voto de confianza.

4. Ten buen sentido del humor

El humor es una habilidad para suavizar o dar comienzo a una conversación frutífera de negocios. Si eres bueno con algunos chistes simple, empléalo. Caso contrario usa alguna otra estrategia jocosa que rompa el hielo.

Trata de que sean chistes de buen gusto, que agraden a tu interlocutor y complazca su intelecto y ego.

Consejo: provoca la risa de no lograrlo a la primera no la forces.

5. Toma el control de la conversación

Trata los problemas de las personas son tacto porque te interesa darles a entender que tú puedes ayudarlos con cualquier necesidad. Vender se centra más en conocer las verdaderas necesidades de esas personas para cerrar un buen trato.

No permitas que tu interlocutor tome control de la conversación. Controla lo que se dirá y vuélvelo en torno a la venta que quieres concretar.

Consejo: Lleva a las personas a tu terreno, sus quejas son en cierto modo beneficios para ti. Aléjate de las polémica y mantente dentro de los límites de la diplomacia.

 

7. No dejes que te rechacen

Muchas personas te van a evadir porque detestan que un vendedor les diga qué hacer o qué comprar. Pero a esos contactos puedes trabajarlos poco a poco. Si alguien te dice “pasa luego” o “en otra oportunidad”, tú puedes dejar cierto grado de compromiso en él o ella.

Haz comparaciones sutiles entre algún vecino o persona que inventes para que esa persona se sienta comprometida a consultarte en el futuro.

Consejo: La idea es comprometerlo para un momento en el futuro. Hazlo sentir responsable y con deseos de superar a sus vecinos.

8. Tu producto o servicio no es caro, es exclusivo

Si quieres vender nada lograrás con quejarte del alto precio de lo que vendes. A tus posibles compradores, hazlos sentir exclusivos y especiales y por esa razón les ofreces lo que vendes.

Si ellos se sienten especiales, poco a poco irán cambiando su mente hasta que por fin logres concretar la venta.

Consejo: Haz que esa persona se sienta que forma parte de un grupo exclusivo.