Los 5 errores que tienes que evitar en tu inicio

0
errores que tienes que evitar

Desarrollar el espíritu empresarial primero se debe tener en cuenta cuáles errores tienes que evitar en tu inicio como emprendedor. Este espíritu es reconocido alrededor del mundo como la verdadera herramienta que acelera el proceso de desarrollo de las naciones.

Ninguna economía del mundo que pueda sobrevivir sin la existencia de los empresarios y empresas como sus verdaderos motores impulsores. Teniendo eso en cuenta, ¿porque existen tanto empresarios que se pasan la vida de fracasaron en fracaso sin ningún límite?

Quizás sea por ignorancia, tal vez sea la falta de experiencia o preparación en gerencia y en el campo empresarial. Pero aproximadamente el 70% de los empresarios fracasan en el desarrollo de su emprendimiento a los dos años de iniciarlo.

5 errores que tienes que evitar en tu inicio

El nivel de fracaso de los emprendimientos suele asociarse con el factor actitudinal del emprendedor que no es el adecuado. Algunos creen que solo con el título ya son empresarios consagrados, pero lo cierto es que falta mucho para eso.

Por suerte tú aún tienes el poder de cambiar tu realidad y decirle no a los siguientes errores para siempre:

Dile no al nepotismo laboral

El nepotismo laboral puede ser muy perjudicial para tu empresa y más cuando contratas a familiares con muy poca experiencia. Quizás tu intención sea buena en querer dar empleo a un familiar por ayudarlo, pero esta decisión nos siempre resulta.

Trata siempre que tu equipo sea el más adecuado, el que realmente te ayude a desarrollar tu negocio sin problema. En caso contrario, estarás a merced de una infinidad de problemas que pueden poner en riesgo tu idea y negocio.

Cuando comiences a ver a los negocios como un medio para la resolución de problemas, tu visión cambiará por completo.

Tu negocio no es un banco

Tu empresa no es un banco, no la administrarás como tu caja chica personal que te sacará de cualquier apuro. Una empresa requiere de dinero, capital o inversión para salir adelante, malversar esos fondos simplemente será perjudicial para su administración.

El dinero generado por las ventas de tus productos o servicios debe ser re-invertidos para la generación de más ingresos. Ese es el simple ciclo de crecimiento, recuperación de capital y re inversión de cualquier negocio que se quiera considerar serio.

No hagas promesas que no puedas cumplir

Tu promesa como empresario es palabra sagrada y cuando lo haces a un cliente, este espera que cumplas tu palabra. Cualquiera que se sienta traicionado por ti preferirá morir antes de volver a contratarte porque no puede confiar en ti.

La confianza es la moneda de cambio en el mundo de los negocios y sin ella simplemente nada pudiera hacerse. Las empresas que no son capaces de satisfacer lo que han prometido son las que más rápido caen en picada.

Los negocios y placer no combinan

Tu empresa es un entorno en el que buscas resolver los problemas de tus clientes y no generarlos ni exacerbarlos. Nada bueno sale de un lugar en donde el agua y el aceite son mezclado indiscriminadamente y sin ningún control.

Nunca confundas tu negocio con el amor o con un centro de diversiones a la orden de tus antojos diarios. Siempre será importante mantener la compostura ante tus empleados, acreedores, inversores y clientes y público general, tu emprendimiento es sagrado.

Busca siempre nuevas oportunidades

Las oportunidades están ahí a la espera de ser encontradas por una mente maestra empresarial las desarrolle de forma astuta. Tú como empresario debes estar siempre dispuesto a buscar nuevas oportunidades de negocios y desarrollo empresarial significativo y muy lucrativo.

Una forma de hacerlo es investigar siempre al mercado que explotas y el de tu competencia que sea más cercana. Durante ese proceso obtendrás mucha información que te podrá a ayudar a desarrollar nuevos productos y servicios para tus clientes.