Principios para tener un proyecto de éxito (Parte I)

0

Todo empresario o emprendedor desea alcanzar el mayor potencial de éxito que su empresa pueda lograr, sin embargo, el correr antes que caminar, incluso que gatear puede causar el efecto contrario a lo deseado. Es por ello, que todos los pasos que realicemos deben ser realizados al tiempo justos para no saltarnos ningún detalle importante o dejar huecos y fisuras que más adelante puedan derrumbar nuestros avances.  

Acá, te dejo unos principios que puedes tomar en cuenta para desarrollar este camino de crecimiento:

  • Mayordomía

 Es un principio simple y básico, quizás con esta palabra no te sientas identificado; pero tal vez sí, con todo lo que significa, que no es más que la administración y gestión de recursos de manera responsable.

Una empresa o proyecto requiere llegar a un tamaño, por así decirlo para poder rendir los frutos, sin antes de que llegue a este crecimiento ideal, decidimos ir sacando recursos de él, podemos tener un bonsái, en vez de un gran árbol.

Se trata de ser consciente de que no podemos extraer de ese proyecto, de buenas a primera todo el efectivo o liquidez que produzcan porque no sólo mermaremos sus posibilidades de crecimiento, sino que podemos llegar a secarlo de raíz.

Por otro lado, tampoco podemos inyectar capital por un largo periodo de tiempo a un negocio que no tiene ninguna retribución, esto va en contra de toda lógica de negocios y termina por neutralizar la economía personal del capitalista o inversor.

Acá, las claves son la paciencia, la distribución adecuada de la retribución y la lógica que viene de analizar el retorno de inversión y esfuerzo.

 Mantener el equilibrio entre la entrada y salida de efectivo

Este principio, tiene que ver en cierta forma con el precepto anterior. El mantener la armonía entre las entradas de dinero; ya sea por inyección de capital o producto de la venta de productos y servicios y la salida de éste en gastos y costo, es de suma importancia para mantener el flujo constante de dinero y la generación de este. El mantener este ciclo es tener una empresa sólida y sana financieramente hablando. Lo cual es el fin principal de crear un organismo de naturaleza.

Un desbalance entre uno y otra socava la solidez y autonomía de una empresa. Es por ello que se debe tener especial cuidado con todos los procesos financieros y contables de nuestras compañías.