5 pecados capitales del marketing que no debes cometer

2
5 pecados capitales del marketing que no debes cometer

Gerenciar cualquier negocio en su etapa inicial será siempre un gran desafío formidable, equipos y recursos económicos limitados y el poco espacio para el desarrollo de las funciones organizacionales, son algunos de los retos que pudieras enfrentar.

La forma como diriges tu emprendimiento dará definición sobre si tiene o no éxitoSi no adoptas una correcta estrategia que te impida caer en estos pecados capitales del marketing es probable que falles en el intento por salir adelante.

5 pecados capitales del marketing

El marketing es metodológico, aprenderlo lleva tiempo y aplicarlo es un verdadero arte.

No hacer los deberes

Un negocio no nace de la nada, parte de una idea que al principio no está totalmente clara porque por lo general no posee un enfoque determinado. Para encontrarlo será necesario realizar ciertos deberes.

Aclarar lo relacionado a la identidad corporativa es lo primero que debes realizar: Quién eres y qué quieres lograr. Cómo lo vas a hacer y los recursos a emplear para ello.

Tu política de calidad con la que delimitarás cada uno de tus productos o servicios y también la misión y la visión como proyección a un futuro próximo.

Al hacer esto tendrás una idea mucho más clara de lo que quieres hacer para empezar a estructurar una buena estrategia de marketing, de comunicación y también de negocio. Toma esto como un mapa y lo necesitas para no perderte.

Quién será el cliente

Cuando ya tengas claro quién eres, qué y cómo desarrollarás tu negocio tendrás que definir tu cliente ideal, a quién le quieres vender o cuál sería esa persona ideal que tú necesitas para impulsar las ventas en tu empresa.

Esto se le conoce en marketing como “buyer persona” y no es más que el arquetipo de un cliente ideal en donde incluimos desde el género, edad, capacidad de ingresos hasta ubicación de su residencia y gustos.

Se usa precisamente para entender quién ese cliente predilecto y qué le gusta más para adaptar lo que vas a ofrecer en tu negocio a sus necesidades.

Puedes construir un tipo de comprador de acuerdo a cada producto o servicio que ofrezca, pero si no tienes mucha experiencia haciéndolo, te recomiendo hacer uno general para luego definir el resto conforme vaya avanzando tu negocio.

Precios en función de los costos

¿Cuánto te cuesta producir tus productos o adecuar y mantener activo tus servicios? Esta es una pregunta importante a la hora de crear una estructura de costo.

Cuántas personas influyen en esa cadena de producción, qué se les debe pagar y cuál será tu ganancia de acuerdo a cada línea, es otra interrogante.

No te enfoque en la idea de que si el cliente lo quiere, el cliente pagará lo que sea por él. Te vuelves más competitivo si eres capaz de ofrecer costos accesibles pero manteniendo la calidad.

Cada precio de un producto o servicio incluirá el costo real de su producción a fin de que tus ganancias sean las más adecuadas para reinvertir y mantener capitalizada tu idea.

Enfocarse en clientes nuevos descuidando los existentes

Lograr que en un cliente concrete una compra es sinónimo de celebración y uno nuevo lo es aún más. Pero eso no significa que ahora que alguien te ha comprado lo vas a olvidar y te enfocarás en un nuevo prospecto.

A ese que ya te ha comprado debes motivarlo a seguir contigo, a querer más de ti mediante el constante estudio sobre sus verdaderas necesidades y cómo tu marca puede ayudarlo con su problema.

No se trata de solamente vender por vender, vendes por medio de la necesidad que tiene un cliente por que alguien le facilite su vida. Vende con sentido. Fideliza sus gustos, mantenlo cerca de ti y siempre tendrás a un cliente que recurrirá siempre a ti en búsqueda de ayuda por la cual tendrá que pagar.

No medir lo que se hace

Si no mides, no tendrás idea de si lo que haces está orientado al logro de cada unos de tus objetivos. Mide todo, cada decisión que tomes influirá de alguna manera en tu emprendimiento, medir te permitirá conocer el verdadero impacto que esa decisión tuvo en tu negocio.

2 Comentarios

  1. Excelente.

    Yo agregaría “No definir una propuesta de valor”, a muchos emprendedores se les olvida que no están solos en el mercado y que van a salir a competir con empresas establecidas, desde el principio debes definir que te hace diferente a ellos y enfocar tus esfuerzos en resaltar esas cualidades.