Marketing

El poder del agradecimiento

0

el-poder-de-la-gratitud-para-los-negocios

Si nos ponemos a ramificar todo lo que implica el hecho de estar en el mundo de los negocios, podremos encontrar ramificaciones tanto buenas como malas. En varias oportunidades, aquellos que hacemos vida a través de los textos en la comunidad de Plan Emprendedor, hemos recalcado en reiteradas oportunidades que el mundo de los negocios y el emprendimiento es un camino en el cual aquellos que se mantienen perseverantes, son los que logran llegar  la cima del éxito.

Con el tiempo hemos aprendido que el enfoque más efectivo, especialmente en el mediano y largo plazo, para tener negocios respetables y con buena reputación, económicamente sustentables y rentables y con excelentes relaciones con clientes proveedores y empleados, es tener una mentalidad de honestidad y decencia y (en este caso) reconociendo la importancia que para nosotros tiene todo aquel con quien interactuamos, y por lo tanto, valorando su confianza y aporte en palabras y en hechos, el tiempo, dinero, la confianza y atención que nos dedican.

Sin embargo, hay un factor de suma importancia que aunque parezca insignificante, es imperativo tenerlo presente en nuestro día a día empresarial: la GRATITUD.

El que agradece, el Universo se lo devuelve

No lo digo en el sentido que el Universo ignorará tu gratitud y te la mandará de regreso, como si nada hubiese pasado. ¡Al contrario! Existen muchas razones por las cuales ser agradecido es beneficioso para nosotros y nuestro negocio.

La gratitud es una palabra mágica. Según el portal web definicion.de es el sentimiento que experimenta una persona al estimar un favor o beneficio que alguien le ha concedido. Al sentir gratitud, el sujeto desea corresponder el mencionado favor de alguna manera.

El sentimiento de gratitud está vinculado al agradecimiento, que es la acción y efecto de agradecer. Este verbo, justamente, significa sentir gratitud. Por lo tanto, el individuo que siente gratitud desea agradecer el beneficio recibido. Este agradecimiento puede expresarse de diversas formas, desde una simple manifestación verbal (“Muchas gracias por ayudarme”) o una nota escrita (“Te escribo para agradecerte por el préstamo”), hasta un regalo material (“Quisiera regalarte este libro en agradecimiento a todo lo que has hecho por mi padre”).

Gratitud en la vida empresarial

Lo primero que debemos entender es que la gratitud es una excelente técnica de fidelización de los clientes. Cada vez que les damos las gracias, ellos se sienten más comprometidos y, por ende, agradecidos. Por eso hay que hacerlo siempre, incluso aunque no haya compra. “Gracias por venir”, “gracias por confiar en nosotros”, “gracias por su compra”, “gracias por todo”, son algunas de las frases que deben ser implementadas en nuestro vocabulario empresarial.

En las negociaciones también es importante saber agradecer. Además, se debe hacer mirando a los ojos y con total seguridad. Recuerden, al decir gracias, hay que hacerlo de una forma que impacte en la persona, con seguridad.

La persona que expresa su agradecimiento también se siente bien, aunque puede que las primeras veces pueda costar un poco a algunas personas, hace que se sienta más feliz y modifica incluso su actitud ante la vida. Esto también incidirá en unos mejores resultados de todo lo que se haga, un mejor clima alrededor y un nuevo camino hacia el éxito.

Gratitud y las redes sociales

Por internet es mucho más importante todavía, ya que no hay ningún contacto personal directo y los clientes necesitan encontrar algo más, algo que les una a los que están detrás de la pantalla.

La gratitud es un gran imán para atraer lo que se quiere, aunque parezca una tontería es la clave del éxito. Por ello, de pequeños una de las cosas que más nos enseñan es a dar las gracias. Pero la clave es agradecer sin esperar nada a cambio, porque ese agradecimiento debe ser sincero para que así se perciba.

Y ¿por qué es tan trascendente dar las gracias? Porque esta palabra tan sencilla, tan aparentemente inocente, tiene un gran impacto tanto en quien las da como en quien las recibe, crea un gran vínculo entre personas difícil de superar con cualquier otra palabra. Y crea buenas emociones, buenas vibras.

Basándonos en La Economía de la Gratitud, de Gary Vaynerchuy las empresas tienen que ser parte de la conversación y grandes compañías como Coca cola, Starbucks o Best Buy han sido ya capaces de crear comunidad en sus propias webs, recibir sugerencias, agradecer comentarios, llegar a la parte emocional de sus clientes y fidelizarlos.

Por fin tenemos la oportunidad de conectar con nuestros clientes de forma directa, conocerlos, cuidarlos, compartir contenidos de valor y, por qué no, algo de humor que haga que se sientan parte de la compañía y facilite el camino hacia la compra.

Si las intenciones de nuestra organización superan el mero acto de vender, si definimos bien nuestra estrategia y apelamos a los sentimientos la gente responderá: informar, escuchar, hablar, compartir, agradecer….y vender.

Siguiendo con las ideas de este maravilloso texto, cito textual la llegada de las redes sociales fue un simple catalizador para una revolución que ya se incubaba en las mentes de los consumidores hartos de sentirse aislados, despreciados e ignorados”. Es por ello que esta economía de la gratitud explica que las grandes empresas tienen como deber saber adaptar sus estrategias de mercado de manera que puedan sacar ventaja de las nuevas plataformas que han sabido transformar la cultura de consumo y sociedad que conocemos.

Otro punto importante que recalca este texto es que aquellos con negocios deben aprender a implementar una cultura de cuidado hacia el cliente y la comunicación que se implementa en la empresa/negocio/compañía. “Procura que tus relaciones laborales sean de uno en uno y observa cómo tus clientes premian el esfuerzo usando el nuevo y masivo poder del boca a boca para hacer el mercadeo de tu marca y tu negocio por ti”.

PlanEmprendedor

Estudio: La pobreza impide que la persona sea más inteligente

Previous article

Desarrollando una mentalidad empresarial

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

More in Marketing